YouTube Twitter Facebook Instagram

Fuentes de lo Transpersonal alt

Por Techu Arranz y Gustavo Bertolotto

arbol

Si el enfoque Transpersonal implica tomar conciencia
de quienes somos como seres insertos en una red
de relaciones interdependientes con la Tierra y el Cosmos,
es vital experimentar el contacto con la Naturaleza.

 

60 La Psicología Humanista surge en los emblemáticos años 60 como un movimiento que intenta despertar el Potencial Humano dentro de cada persona, centrándose en la salud más que en la enfermedad, en las potencialidades más que en sus carencias.

En esos años, algunos principios reduccionistas de las psicoterapias en boga (conductismo y psicoanálisis clásico) generaron una corriente de insatisfacción, puesto que proporcionaban una imagen muy limitada del comportamiento humano. La búsqueda de libertad, espiritualidad y creatividad comenzaban a ser reivindicadas por una sociedad en plena ebullición y se echaba en falta un enfoque que considerara un Ser humano concebido como una totalidad orgánica.

El origen del “Movimiento del Potencial Humano” se gesta en el Instituto Esalen de California. Este movimiento subraya la ilimitada potencialidad del ser humano y su capacidad de dirigir su propio desarrollo, tomando decisiones y aceptando responsabilidades con sentido profundo para sí mismo y para la sociedad. Fue pionero en el estudio del aspecto emocional en la educación ¡el afecto era más importante que el efecto en un entorno académico! Este instituto sirvió de modelo para muchos otros, incluido el Instituto Potencial Humano de Madrid. Sus jardines fueron lugar de encuentro de figuras tan brillantes y singulares como Maslow, Rogers, Murphy, Fadiman, Alan Watts, Bateson, Virginia Satir, Lowen, Perls, Claudio Naranjo, Capra, Cecilia Roth, etc.

Y como una evolución natural, a finales de los 60, muchos de los autores que generaron la psicología humanista se dan cuenta, a través de la experiencia con sus propios grupos, de que cuando una persona ha alcanzado cierto grado de crecimiento personal comienzan a aparecer experiencias, preguntas y cuestionamientos existenciales que le conectan con aspectos trascendentales e incluso trans-racionales. Así surge la Psicología Transpersonal, un enfoque terapéutico que contempla la dimensión espiritual del ser humano. Esto implica tomar conciencia de quienes somos como seres humanos integrales – cuerpo, emociones, mente, alma y Espíritu – insertos en una red de relaciones interdependientes con la Tierra y el Cosmos. En el primer número del Journal of Transpersonal Psychology (1969), Sutich propuso esta definición:

“Transpersonal es el título dado a una fuerza que emerge en el campo de la psicología por obra de un grupo de psicólogos y de profesionales de otros campos, quienes se interesan en esas capacidades y potencialidades humanas últimas que no tienen lugar sistemático en una teoría positiva o conductista (primera fuerza), en la teoría psicoanalítica clásica (segunda fuerza) ni en la psicología humanista (tercera fuerza). Esta emergente psicología transpersonal (cuarta fuerza) se ocupa específicamente del estudio de las meta-necesidades del individuo y de la especie, los valores últimos, la conciencia unitiva, la experiencia mística, el ser, la autorrealización, el encuentro máximo interpersonal, la sacralización de la vida cotidiana, los fenómenos trascendentes…”

El ámbito de influencia de la Psicología Transpersonal ha ido extendiéndose paulatinamente más allá de lo psicológico. En realidad, se ha convertido en un nuevo paradigma, muy reforzado y avalado en la actualidad por la física cuántica y por la profunda sabiduría de muchas tradiciones milenarias.

Claudio Naranjo —a quien consideramos uno de los grandes Maestros— fue miembro del equipo de Perls, creador de la Gestalt. En su libro “La única búsqueda” afirma: “Durante los últimos años, uno de los objetivos de Esalen ha sido hacer realidad el concepto de educación de Huxley: una experiencia de aprendizaje diseñada para enseñar “el no-verbo de las humanidades: El hombre es un anfibio que vive en muchos mundos al mismo tiempo: el mundo de la razón, el mundo de la percepción, el mundo del movimiento, el mundo de la actividad visceral, el mundo de las posibles experiencias místicas. Pero durante siglos, la educación que hemos recibido ha insistido tan sólo en el desarrollo de la razón y en la transmisión de información, y ahora, muchas de nuestras otras facultades yacen durmiendo o funcionan de forma aberrante”.

Y para facilitar la experiencia del “no-verbo” el Encuentro con los demás es imprescindible. El trabajo en grupo permite ocasiones para que se pongan cara a cara personas que tratan de comunicarse con autenticidad, olvidando normas, roles y juegos sociales. Este proceso de Encuentro profundo diluye necesariamente las formas prefijadas, es inestructurado por definición, y puede ser una oportunidad única para propiciar experiencias de transformación, de revelación, de alegría profunda e incluso de éxtasis. Custodiar ese Encuentro y generar el espacio propicio es un arte que hay que cultivar con el máximo respeto y Amor, por que como bien decía Bateson, “al fin y al cabo, el Amor es el encuadre de todos los encuadres”.

70 Los años 70 continuaron generando encuentros fértiles. Bandler y Grinder se conocen en Santa Cruz y comienzan a modelar a increíbles terapeutas que tenían al alcance. Bandler es unos de los encargados de transcribir el archivo de Perls y comienzan por él. Posteriormente consiguen entusiasmar a Bateson, Virginia Satir y Milton Erickson en lo útil que sería para la sociedad poder inferir los patrones que les han posibilitado ayudar a tanta gente para que otros los pudieran replicar. Surge la primera generación de la PNL, que crea unas herramientas muy centradas en el ámbito terapéutico. A pesar de que se gestó en este entorno y sus presuposiciones iniciales eran muy holísticas, su ámbito de aplicación trabajaba fundamentalmente a nivel de conductas y capacidades.

80 La movida generada por los éxitos terapéuticos obtenidos por Bandler y Grinder hace que muchos empresarios pregunten: ¿Cómo se pueden trasladar esos patrones a las áreas de negociación, liderazgo y motivación? La PNL comienza a modelar patrones de empresarios y profesionales brillantes, capaces de generar estrategias y formular objetivos que les conducen hacia sus sueños. En esta segunda generación comienza la aportación de los primeros seguidores de la PNL que añade herramientas terapéuticas geniales para la época, como el trabajo en la línea del tiempo, las posiciones perceptivas y la integración de conflictos.

90 LA PNL TRANSPERSONAL y la tercera generación de PNL dan acogida, respuestas y recursos al ser humano en su totalidad. Trabajan desde niveles más profundos: identidad, somatización de la emoción, visión, misión, campo energético y lo aplican al individuo, la familia, los equipos, las culturas y las organizaciones. Esta evolución se dio de forma natural en muchos de los Trainers de PNL que conforme investigaban el misterio del ser humano se trabajaban profundamente a sí mismos.

Dilts, uno de los grandes autores de esta generación afirma: “Si evolucionamos y no nos alineamos desde una visión más allá de uno mismo nos estancaremos en el ego. Formamos parte de algo más amplio que nosotros mismos”. ¿Qué necesita alguien para adquirir una visión más amplia, para sentirse completamente vivo? “Despertar, despertar a la experiencia emergente de estar vivo. Eso es una experiencia más allá de lo mental.”

Si el enfoque Transpersonal implica tomar conciencia de quienes somos como seres insertos en una red de relaciones interdependientes con la Tierra y el Cosmos, es vital experimentar el contacto con la Naturaleza. Desde nuevas fuentes de percepción y presencia se puede vivenciar la interacción con las energías de la naturaleza y entrenar los sentidos hacia horizontes más sutiles. También es preciso despertar la inteligencia somática o corporal a través de ejercicios en los que el cuerpo nos cuente historias que muchas veces la mente no sabe.

“El ser humano es parte del Todo, una parte manifestada en un espacio y tiempo de ese todo al que nosotros hemos llamado Universo. A través de sus pensamientos y sentimientos puede que llegue a experimentar que está separado, sin embargo, esto no es más que una ilusión óptica. Se puede salir de esta ilusión que nos limita y restringe tanto. Nuestra tarea en la vida es liberarnos de esta prisión ampliando nuestros círculos de visión y compasión para abrazar a todas las criaturas y a toda la naturaleza en su belleza.” Einstein.

 


 

Pin It

Este sitio utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política sobre cookies.

  Acepto los cookies de este sitio.
EU Cookie Directive Module Information